Translate

Resultado de imagen para 22


Un día como hoy en el año 1995 y en el marco del Primer Encuentro Internacional de Tiempo Libre y Recreación organizado por el Centro Recreándonos y el Colegio San Francisco de Asís, en la ciudad de Montevideo, se creaba el FORO PERMANENTE DE TIEMPO LIBRE Y RECREACIÓN.

Salu a todas y todos!!!!
20 de septiembre: Día de la Recreación
 20 DE SEPTIEMBRE DE 2017


20 de septiembre: Día de la Recreación

El 20 de septiembre es el Día de la Recreación, una fecha que valora el entretenimiento y el juego en espacios abiertos para facilitar la socialización y mejorar la salud.
Los tiempos modernos están pensados en función de la comodidad de las personas, y detrás de los beneficios que ello acarrea se esconden los peligros que la falta de actividad le genera al cuerpo y a la mente.
Tanto para niños como para jóvenes resulta fundamental saber jugar de forma independiente y con una actividad divertida. Esto no sólo favorece sus habilidades comunicativas sino que además los convierte en personas más felices.
Todos tenemos derecho a recrearnos y a practicar deporte, un estímulo necesario para nuestro desarrollo afectivo, físico, intelectual y social. 
La recreación, según el Ps. Social Fabián Vilas (2002), puede ser definida como el "conjunto de actividades y/ o acciones que tienen como objetivo el desarrollo pleno del sujeto en su contexto social y en el marco de su libertad para elegir, y que están atravesadas por un sentimiento de placer y renovación permanente". 
Según el autor, en las actividades de carácter recreativo está involucrada una nueva percepción de lo cotidiano del tiempo, que facilita la no-repetición, el vivir los espacios de todos los días de otras formas, así como los vínculos que se establecen con los otros. La recreación implica y lo implica a un sujeto dado en su entorno y a las relaciones que él mismo sostiene, en una situación de vivencia cotidiana diferente.
Como plantea Vilas, la recreación pensada como un modelo de intervención social y educativo, con acciones de práctica social dirigidas y destinadas a generar espacios y situaciones de sociabilidad diferentes, tratará de poner en relación a los sujetos por medio de técnicas, actividades y acciones que potencien la participación social y cultural, así como la construcción de una ciudadanía activa a la hora que favorece el acceso al patrimonio cultural común de todos y todas.
Fuente: El Portal Educativo / Ministerio de Desarrollo Social / Red Latinoamericana de Recreación y Tiempo Libre 

Voces desde la Facultad de Educación

Daniel Bernal es Licenciado en Educación Física y Especialista en Recreación Educativa y Uso del Tiempo Libre. Se desempeña como docente en la Facultad de Educación en la asignatura "Espacios Lúdicos, Recreación Comunitaria y Deporte Social". Daniel reflexiona acerca de la presencia de la recreación en la educación y las distintas implicancias de la misma en la vida cotidiana de las personas.
Podés acceder a la entrevista en el siguiente enlace.

Este libro FRAUDES EN EL DEPORTE, ha sido incluido como texto de estudio en el Programa de la Cátedra COMUNICACIÓN, POLÍTICA Y DEPORTE de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Ver: https://www2.politicas.unam.mx/cecc/wp-content/uploads/2015/08/Comunicacion-politica-y-deporte-OPTATIVA.pdf


JUEGOS Y DISCRIMINACIÓN

Solemos entender que el verbo discriminar connota situaciones negativas cuando, en realidad, sólo describe –no valora-, la separación entre entes de distintas características. P.e. objetos grandes de chicos, personas mayores de menores, juegos para infantes y para adolescentes, jóvenes, adultos, etc. En este caso sería un sinónimo de clasificar.
Pero, y existe, una discriminación negativa –en adelante sólo “discriminación”- cuando separa, aisla, niega, oprime, descalifica, se burla, aparta, echa, etc. Y ahora sí supone una axiología, una valoración, que la sostiene
Aclarado esto podemos entrar en tema. Todos los juegos suponen participación voluntaria, diversión, personas (parejas o grupos), tecnología, etc. Sin embargo, todos se divierten por igual o ante las mismas situaciones? O acaso existen actividades lúdicas denominadas “juegos” que pueden ser caracterizados como discriminatorios –recordemos, en su sentido negativo!- ya que separan, aíslan, descalifican, etc?
Todo juego, “per se”, es parte de un entrenamiento para la vida adulta que se caracteriza por el goce que proporciona y porque su finalidad acaba en sí mismo. En tanto esta apreciación, es educativo.
Y lo contradictorio que esta mínima reflexión quiere explicitar es que, desde pequeño se aprende a discriminar y, en parte, a través de juegos (o estrategias lúdicas). Son aquellos en que los participantes van siendo eliminados (en general por su falta de destreza, capacidad o, simplemente, suerte). No se trata de ganar o perder sino retirarse del juego con anticipación dejando a los “mejores” jugando. Otra forma que adquiere la discriminación se encuentra en aquellos juegos que culminan con burlas a los que han perdido p.e. indicándoles prendas.
Y la discriminación consiste, justamente en aprender, divertidamente, gozosamente, a ser separado o continuar jugando. A mejores y peores; a hábiles o incoordinados. En nuestro país es muy común el juego del “quemado” que, en su versión original, expulsa a los menos hábiles y permitiendo que las “estrellas” demuestren que son mejores. Más conocido es el “baile de la silla” que tiene similar característica. Probablemente, si cada uno de los lectores revisa su caja de herramientas lúdicas encontrará una cantidad considerable de estos “juegos discriminatorios”, rondas, canciones, hurras, bailes… acerca de los que nunca se le ocurrió reflexionar…porque, claro, sólo son juegos... Quizás, para algunos, sea hora de perder la inocencia.
Es que, todo juego es, ideológico. Lo sepamos o no. Pero esto ya es para otra columna…

Prof. Lic. Pablo Waichman
Buenos Aires – abril de 2017